Un poema de Derek Walkott sobre auto-aprecio

El poeta Derek Walcott escribió un -aparentemente- sencillo poema sobre amarse a uno mismo. Opino que existe un nexo entre la difusa y errática orientación de éste blog y el poema; conocerse a uno mismo primero, para reconciliarse con uno mismo y apreciarse después.

Me parece ampuloso decir quererse o amarse a uno mismo. Apreciar me parece menos pretencioso, más juicioso en tanto que apreciar contiene tanto el sentido del afecto como el del valor, mientras que quererse lo relaciono más con el deseo y amarse… en fin, con el narcisismo.

Lo importante, el poema:

El amor después del amor

Un tiempo vendrá
en el que, con gran alegría,
te saludarás a ti mismo,
al tú que llega a tu puerta,
al que ves en tu espejo
y cada uno sonreirá a la bienvenida del otro,
y dirá, siéntate aquí. Come.
Seguirás amando al extraño que fuiste tú mismo.
Ofrece vino. Ofrece pan. Devuelve tu amor
a ti mismo, al extraño que te amó
toda tu vida, a quien no has conocido
para conocer a otro corazón
que te conoce de memoria.
Recoge las cartas del escritorio,
las fotografías, las desesperadas líneas,
despega tu imagen del espejo.
Siéntate. Celebra tu vida.

Originalmente visto en el blog de SwissMiss – Love after love, y puede escucharse la versión original.