Steiner: lector, oyente y curioso.

George Steiner publicó en el 2012 en Francia Fragments (un peu roussis), su “testamento espiritual”, según Le Figaro.

A la pregunta de cómo le gustaría al crítico literario/filósofo/traductor/novelista que se le recordase, contestó:

Como “un maestro de la lectura”, “un lector, un oyente, que se siente por encima de todo europeo y que no deja de plantearse más y más preguntas”.

Se cita con frecuencia a Borges en aquella cita dónde dice que está orgulloso de lo que ha leído más que de lo que ha escrito. Me ha gustado más la respuesta de Steiner. La curiosidad, el apetito por aprender: toujours apprenti.

Steiner y Montaigne son relectura recomendable y tal vez hayemos coincidencias en ambos, a mi me ha pasado.