Un día como hoy, nació Michel de Montaigne

Hay cientos y cientos de sitios donde se recopilan citas de Montaigne. Como frasecillas de azucarillos, chispas de pensamiento de consumo fácil.

Sin embargo, leer a Montaigne directamente, sin exégetas ni notas a pie de página, sin digestiones previas o mamporreros, tal vez sea la mejor manera de celebrarlo.

El "Manuscrito de Burdeós" anotado por Montaigne

El “Manuscrito de Burdeós” anotado por Montaigne

Puede ayudar, claro, las notas eruditas o los ensayos sobre los ensayos, los estudios del estudioso de sí. Nada puede sustituir a su lectura.

Viajamos por el Street View de Google, escuchamos fragmentos de canciones en streaming, un trailer de una película nos hace desdeñarla o no. Y esta bien toda esa capacidad que está a nuestro alcance. Se nos olvida a veces que a quien tenemos más a la mano es a nosotros mismos. Lean a Montaigne y entenderán porqué lo digo.

Pero leanlo más de una vez, aunque sea el mismo ensayo, uno cualquiera, vuelvan sobre él al cabo de unos días, como volvemos a otras cosas, como volvemos a nosotros mismos, aunque a veces se nos olvide volver, para encontrarnos.

Feliz cumpleaños, Michel de Montaigne.

Firma de Michel de Montaigne

Firma de Michel de Montaigne