Un día como hoy, nació Michel de Montaigne

Hay cientos y cientos de sitios donde se recopilan citas de Montaigne. Como frasecillas de azucarillos, chispas de pensamiento de consumo fácil.

Sin embargo, leer a Montaigne directamente, sin exégetas ni notas a pie de página, sin digestiones previas o mamporreros, tal vez sea la mejor manera de celebrarlo.

El "Manuscrito de Burdeós" anotado por Montaigne

El “Manuscrito de Burdeós” anotado por Montaigne

Puede ayudar, claro, las notas eruditas o los ensayos sobre los ensayos, los estudios del estudioso de sí. Nada puede sustituir a su lectura.

Viajamos por el Street View de Google, escuchamos fragmentos de canciones en streaming, un trailer de una película nos hace desdeñarla o no. Y esta bien toda esa capacidad que está a nuestro alcance. Se nos olvida a veces que a quien tenemos más a la mano es a nosotros mismos. Lean a Montaigne y entenderán porqué lo digo.

Pero leanlo más de una vez, aunque sea el mismo ensayo, uno cualquiera, vuelvan sobre él al cabo de unos días, como volvemos a otras cosas, como volvemos a nosotros mismos, aunque a veces se nos olvide volver, para encontrarnos.

Feliz cumpleaños, Michel de Montaigne.

Firma de Michel de Montaigne

Firma de Michel de Montaigne

Adquirida la traducción bilingüe de los “Ensayos”

La historia de las traducciones de los Ensayos merece toda una tesis, no una simple nota aquí. Me refiero solamente a las traducciones a español (me gusta la de Vicent Alonso en catalán). Traducciones que recuerde;

  • la de Almudena Montojo para Cátedra,
  • la de Jordi Bayod Brau para Acantilado (sobre el texto fijado por Marie de Gournay). Sí, Jordi Bayod es el hombre que ha traducido a catalán y castellano el recomendable libro de Nuccio Ordine, La utilidad de lo inútil
  • y esta, de Javier Yagüe, bilingue para Galaxia Gutemberg

Versión bilingüe

Versión bilingüe traducida por JAvier Yagüe publicada en Galaxia Gutemberg


Hay alguna traducción más, pero creo que son todas las que están. Apenas comprado ya comparto estas cosas: compensa pagar el precio, por la introducción, por la edicón bilingüe, la factura del libro, por todo, vale la pena.
Reproducción de la primera edición

Reproducción de la primera edición


Es un acierto disponer de original y traducción en paralelo en la misma página, (formato que ví por primera vez con la Política de Aristóteles en Gredos traducida por García Yebra). Aún mejor la decisión de no anotar a pie de página profusamente y dejar las citas en latín y griego tal cual en el original francés mientras que se traducen en la página en español.